Picture
sábado, 28 de enero de 2012
Libni Sanjurjo / Primera Hora

No es un arquitecto tradicional. Desde muy joven se arriesgó a ser diferente. Era, y aún es, un idealista que decidió proyectar y construir lo que entendía que era posible y necesario. Eso le costó el rechazo y el desprecio de sus pares. Pero siempre ha sido “terco y testarudo”. Lo hace por una pasión: los espacios de las comunidades marginadas de Puerto Rico.

Le llaman el “Arquitecto de los Barrios”, Edwin Quiles.