La ciudad de los balcones
La ciudad de los balcones concentra la mirada en un barrio de San Juan utilizando los balcones como metáfora de los procesos a través de los cuales se  construyó la ciudad.
La ciudad de los balcones rebasa las categorías tradicionales del libro académico – así como los timbres anticipables prescriptos por las fronteras de los campos del saber y el pensamiento-, al transitar con soltura por la historia urbanística de San Juan, recalando en una parada principal: Santurce y, muy particularmente, en el mas emblemático barrio de Cangrejos abajo, Villa Palmeras.

La ciudad de los balcones concentra la mirada en un barrio de San Juan utilizando los balcones como metáfora de los procesos a través de los cuales se  construyó la ciudad.

“Mi casa se acercaba al mundo abriendo el interior claustrofóbico y penumbroso a través del balcón. Por esa ventana siempre abierta me asomaba de  niño con ojos de asombro, acaso de susto, al espacio incierto de la calle. En ese mirar descubrí un mundo maravilloso y mágico como un circo, repleto de personajes trashumantes, voces, música y carromatos de todas formas y estilos que evocaban un universo de misterios e ilusiones. Cajas cerradas o a medio abrir, como la que traía el pan caliente y la batea de gofio y pirulíes, que cargaba ese personaje puro ébano y marfil relucientes, descalzo y parlanchín, a quien todos llamábamos Maruca."

Cita primer parrafo



“En el libro de Edwin Quiles, la puerta abre a la calle del barrio, al patio tropical, a la música de la esquina, al balcón y sus memorias. Con su libro arrullado por un mar y un palmar que nunca quedan lejos, el arquitecto puertorriqueño produce una historia de una ciudad Villa Palmeras, que intenta imponerse sobre un sistema de exclusiones urbanas superpuestas a lo largo de la historia muchas veces centenaria de San Juan”.

Sylvia Álvarez Curbelo: Presentación del libro en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, México (2009)


“El  título de este magnífico libro, que tanto me alegra presentar, evoca el que usó Alejo Carpentier para caracterizar La Habana, su caricioso ensayo La ciudad de las columnas, uno de los primeros textos que me plantearon la posibilidad de caracterizar la ciudad mediante la descripción de sus motivos arquitectónicos, fácilmente reconocibles cual emblemas urbanos. El libro del arquitecto y estudioso de la ciudad, Edwin Quiles Rodríguez, titulado La ciudad de los balcones, evidencia, además, otra posibilidad, es decir, la de usar el especializado conocimiento arquitectónico y urbanístico para llegar a ese lugar  lo mismo ocupado por la imaginación literaria que por un entusiasmo, casi lírico, hacia su barrio y su ciudad, y también el diálogo bien fundamentado de Santurce, nuestra ciudad vernácula, con el  San Juan antiguo, la ciudad española, y también criolla.

            Me complace señalar que pocas veces he presentado un libro que me hubiese gustado escribir o, mejor, que era necesario escribir. Según esto, la belleza de este libro para mí es doble: no solamente halaga, por su bien cuidada edición, mi entusiasmo por el libro hermoso, sino que se adentra en uno de los temas que pienso más urgentes  para la sociología, la planificación y la arquitectura puertorriqueñas”.

Edgardo Rodríguez Juliá: Presentación del libro en la Universidad de Puerto Rico (2009)



Leave a Reply.

    Author

    Write something about yourself. No need to be fancy, just an overview.