Edwin R. Quiles Rodríguez
Conferencia Magistral Federación Panamericana de Arquitectos
Mestizajes, Culturas y Creaciones”
Guadalupe
6-11 de Diciembre de 2004

Hacer arquitectura en estos tiempos de transición, en ruta hacia un cambio que si bien necesario, todavía no definimos con precisión, me provoca una mezcla de sensaciones encontradas y confusas. Esta presentación es un poco una confesión, un compartir mis propios demonios, pero también mis duendes- esas criaturas de mi ciudad interior que provocan el deseo, y una terrible esperanza de que estamos en un momento privilegiado donde, muy a pesar de todos los signos y señales de pérdida (de modelos y utopías), estamos construyendo un mundo mejor. De eso no tengo duda, como tampoco tengo duda de que los arquitectos estamos llamados a participar  en la creación de esta nueva Ciudad que se está gestando. Una ciudad más habitable e inclusiva donde pueda florecer una economía, una política, una cultura y una cotidianidad diferentes. Esto, a pesar de la distancia cada vez más abismal entre la cultura arquitectónica y la cultura popular, entre los cánones arquitectónicos aceptados y las cotidianidades de la inmensa, mayoría de la población. A pesar de que el diseño no se percibe como una fuerza esencial en la construcción de esta nueva sociedad.